Problema con KWallet en Kubuntu

KWallet es una aplicación de KDE para gestionar las contraseñas del usuario. La idea es que cada vez que una aplicación o servicio web solicita un password y lo introduces, KWallet te pide autorización para guardarlo en el “wallet” (que no es más que un archivo cifrado que contiene todas esas contraseñas).

Al iniciar sesión, pones la contraseña de tu “wallet” (archivo de contraseñas) y ya puedes acceder a todas esas aplicaciones y servicios web cuyas contraseñas guardaste en él sin necesidad de introducirlas de nuevo.

Esto es práctico cuando estás en tu propio PC (*), porque así te ahorras tener que estar introduciendo los distintos passwords una y otra vez. Una vez finalizada la sesión KDE el wallet se cierra y otro usuario no podrá usarlo porque realmente es un archivo cifrado que no podrá abrir.

El problema que me ha estado dando kwallet y al que me refiero en el título de este artículo, es que el demonio que corre detrás y que hace esto posible (kwalletd) no consigue abrir correctamente el wallet en ciertas ocasiones, lo que provoca que no puedas usar el servicio para el que guardaste la contraseña. Esto me ha ocurrido -muchas veces- con las claves wifi. Por ejemplo, iniciaba mi sesión KDE, metía el password del wallet pero -por algún motivo que no logré encontrar ni depurando dicho demonio-, a veces no aceptaba el password del wallet y no se abría, por lo que *no podía conectarme a mi wifi*. Entonces tenía que salir de la sesión KDE y volver a entrar. Esta segunda vez normalmente funcionaba.

Probé a cargarme el demonio y volverlo a levantar y entonces, a veces, funcionaba. También probé a borrar el wallet y crear uno nuevo (por si se había corrompido de alguna forma) pero nada, lo mismo.

Total, al final he pasado de kwallet. Ya no lo uso y el portátil se conecta a la wifi que da gusto. 😉

 

(*) Por razones obvias, no es conveniente cuando el equipo donde lo estás usando no es el tuyo.