Archivo de la etiqueta: adjunto

Hacer copias de seguridad usando gmail II

En el anterior artículo vimos que podemos exprimir un poco más nuestra cuenta de correo en la nube (gmail en este caso) y aprovechar los muchos megas que nos ofrecen gratis para salvaguardar no sólo mails sino también archivos.

Ahora vamos un paso más allá para agilizar este proceso. Con lo visto hasta ahora, si queremos hacer un backup de un archivo usando gmail tenenos que abrir gmail en el navegador, darle a “Redactar”, crear el mensaje, rellenarlo, incluir el adjunto y enviar… Esto es sencillo pero lo cierto es que nos quita tiempo, ese recurso tan importante y escaso. Podemos hacerlo más rápido con un script. Veamos cómo.

En un artículo anterior vimos cómo enviar mails desde nuestra cuenta de gmail usando la línea de comandos. Vamos a hacer uso de esto para agilizar la copia de seguridad de archivos. Os muestro un ejemplo de script que realizaría esta tarea:

#!/bin/bash

echo -n "Subject: "
read SUBJECT
SUBJECT="-backup- $SUBJECT"

echo -n "Body: "
read BODY

echo -n "Enviando mail..."
echo $SUBJECT > /tmp/subject
echo $BODY > /tmp/body
/usr/local/bin/send_gmail /tmp/subject /tmp/body $1
echo "OK"

Este script hace uso del script que vimos en dicho artículo (send_gmai), script que hemos dejado en /usr/local/bin para poder ejecutarlo desde la línea de comandos de forma habitual sin necesidad de incluir la ruta (aunque en el script de arriba sí que lo hacemos para asegurarnos de que funciona siempre independientemente del valor de la variable de entorno PATH).

Lo que hace es pedirnos el subject y meterle luego la cadena -backup- para que no tengamos de preocuparnos de meterla nosotros manualmente. Esta palabra es la que, como dijimos en el artículo anterior, usamos para hacer el filtro. Podríamos crearnos distintos scripts para distintos tipos de backups si quisiéramos y cambiar aquí -backup- por otra cosa en cada uno. Posibilidades hay mil.

También nos pide el cuerpo del mensaje. Si no lo necesitáis podéis obviar esto y meter siempre algo como “backup” y váis más rápidos.

Para finalizar, llama al script send_gmail, el cuál envía el correo electrónico con el adjunto que pasamos como único parámetro al script en cuestión, el cuál llamaremos, por ejemplo, backup_file. Así pues, suponiendo que queremos hacer un backup de un archivo llamado proyecto.odt que tenemos en el directorio actual, lo llamaríamos así:

backup_file proyecto.odt

Como digo, las posibilidades son muchas. Podéis automatizar el backup de un directorio entero, por ejemplo. Podéis añadir también automáticamente la fecha en el subject o el cuerpo del mensaje para tenerlo mejor clasificado (aunque esto ya se ve en la fecha y hora del propio mail). Podéis quitar los read y meter algo estático y luego meter el script en el crontab para que haga backup de cierto archivo o directorio cada hora, por ejemplo…

Alguien dirá que para esto ya está Dropbox, Google Drive, etc. Sí, pero a mí me gusta usar este método también porque estos archivos de backup son versiones de un fichero y, una vez finalizado, ya no las necesitaré aunque no viene de más tenerlas en una especie de cajón desastre que puedo consultar el día de mañana. Digamos que no quiero ver esos ficheros “temporales” en mis directorios de Dropbox ni GDrive, sino que prefiero almacenarlos en algún lugar que, aunque seguro, es menos accesible (*), porque además, el hecho de tener muchas versiones de un archivo en un directorio y no tener un control luego puede ser un caos.

(*) Lo cuál es cómodo desde un punto de vista organizativo.