Archivo de la etiqueta: Wifi

Analizando redes Wifi con Android

Dentro del mundo Android existen muchas aplicaciones que permiten ver qué redes wifis tenemos alrededor de un vistazo. Éstas nos sirven, por ejemplo, para ver qué canales (frecuencias) están más saturados y cuáles más libres y así configurar de la forma más conveniente nuestros puntos de acceso y routers inalámbricos.

Entre todas las que he probado me quedo con tres que me son realmente útiles. Son éstas:

La primera os muestra una gráfica con el espectro de la señal, como muestra una de las capturas de la propia aplicación:

Wifi Analyzer

Esto es muy útil para ver cómo de saturados están los canales (frecuencias del espectro) y así situar nuestra wifi en una zona más libre de señales (aunque esto es cada vez más difícil).

Las otras dos permiten hacer test de velocidad. Esto sirve para medir la calidad de la conexión wifi, el ancho de banda que tenemos realmente. Por mucho que alguien piense que si es una wifi 802.11g tiene 54 Mbps, que se desengañe porque esto es la teoría; en la práctica intervienen muchos aspectos: muros, distancia, interferencias, potencia de las antenas, etc. Con estos dos programas, por tanto, podremos saber qué capacidad (en KB/s) tenemos disponible, lo cuál es muy útil si queremos ver pelis en la tele desde el PC usando Wifi (por ejemplo).

La aplicación Wifi Test de velocidad fácil permite medir fácil y rápidamente la velocidad de conexión. Es muy sencilla de usar (de ahí su nombre) y su interfaz es también bastante espartana (como se ve en la siguiente imagen) pero es no quita que sea bastante práctica.

Wifi Test de velocidad fácil

La última aplicación es más completa, y permite una medida más exhaustiva. Lo que hace esta aplicación es medir el ancho de banda entre dos equipos de la red, que pueden ser dos móviles, o un móvil y un PC/portátil. Para este último caso te indica de dónde descargar el script que se necesita ejecutar en él para poder realizar las mediciones. Yo lo he usado y funciona perfectamente. La interfaz está más currada que la anterior, como podéis ver aquí:

Wifi SpeedTest

 

Viendo vídeos de youtube en la tele con Chromecast

Chromecast es un aparatito muy chulo de Google (¡cómo no!) que permite ver cositas de vuestro dispositivo android en la Televisión.

Básicamente, es un aparato que se conecta a un puerto HDMI y que, una vez configurado (es supersencillo), se conecta a Internet a través de nuestra Wifi y permite que desde nuestro cacharro Android (móvil, tablet, etc.) e incluso desde el PC reproduzcamos vídeos, fotos, música e incluso ejecutemos aplicaciones en la televisión de nuestra casa.

El requisito que tiene que tener la televisión es, simplemente, contar con un puerto HDMI libre, no siendo necesario que sea ni smart tv ni ninguna chorrada de éstas. Si tu tele no tiene HDMI o no sabes si tiene o no, no deberías leer el resto del artículo, porque no creo que te interese -con cariño lo digo-.

El otro requisito es que todos los dispositivos (PC, Android, Chromecast) estén en la misma Wifi. Si no tenéis Wifi en casa ni pensamientos de ponerla me remito a la última frase del párrafo anterior -también con cariño lo digo-. Siempre os quedará el libro gordo de Petete (qué veranos más guapos pasé yo con él, ¡coño!).

Aunque van saliendo más y más aplicaciones (*) que permiten hacer cosas chulas desde nuestro Android y el Chromecast, pero en este artículo me voy a centrar en youtube.

Escenario: tenéis el Chromecast pinchado en la tele, configurado (es muy sencillo, insisto), conectado -por tanto- a vuestra Wifi, lo mismo que vuestro móvil/tablet Android. En éste último tenéis la aplicación youtube actualizada a la última (si no, hacedlo -*siempre*-).

La cosa es fácil, si abrís la aplicación Youtube y le dáis con el dedo una vez en el vídeo que se está reproduciendo (el cuál, por ejemplo, podría ser éste) y os aparecerán las opciones, una de ellas es un rectangulito que tiene tres líneas curvas concéntricas en la esquina inferior izquierda (representando lo que podría ser “señal wifi”). Entonces os preguntará a qué dispositivo Chromecast os queréis conectar (por si tuviérais más de uno).

Una vez seleccionado, en la tele veréis el logo de Youtube y seguidamente aparecerá el vídeo. Aunque hay gente que lo cree así, no, el vídeo no lo reproduce el móvil/tablet android, lo reproduce el propio Chromecast, es decir, con vuestro Android le estáis diciendo qué vídeo reproducir y además podéis controlar el avance, parada, etc. (como si de un mando a distancia se tratara).

Lo interesante lo dejo para el final, jeje. Yo a mi pequeña le pongo vídeos varios usando el Chromecast (lo tengo sólo un mes y creo que, simplemente con esto, está ya amortizado ;-)) y lo interesante aquí es poner una lista para que vaya poniendo uno después de otro. Esto es fácil, simplemente seleccionáis otro vídeo y le decís “encolar” o “enqueue”, que lo que hace es eso, ponerlo en la cola.

Lo malo de esto es que tenéis que hacerlo cada sesión, porque no se guarda. Sin embargo, existe una opción interesante que es crear una lista de reproducción en Youtube (tenéis que estar logaros con vuestra cuenta de Google, pero vamos, doy lo doy por hecho 😉 y simplemente le decís “reproducir todo”. Con esto ya lo tenéis.

Mola, no?

 

 

(*) Desde un PC con Linux (e ¡¡incluso Windows!!) se puede enviar una pestaña del navegador Chrome para verla en la tele a través del Chromecast. Desde Android aún no se puede pero es probable que en breve se pueda.

Conectar dos habitaciones lejanas a nivel de red

Nos encontramos con la siguiente situación. Tenemos dos salas (habitaciones, despachos, …) con una cierta distancia entre ellas y las cuáles queremos interconectar a nivel de red, es decir, tenemos en una de ellas el router que proporciona internet y en la otra tenemos dos ordenadores a los que queremos dotarles también de conexión a internet.

Como existe mucha información al respecto en internet, lo que voy a hacer es comentar posibles soluciones para orientaros. Si os interesa alguna en particular y tenéis alguna duda podéis comentármelo.

A la sala que tiene internet la llamaremos A y la que no tiene la llamaremos B (por abreviar).

Las opciones más sencillas podrían ser:

1.- Si tenemos posibilidad de tirar un cable de red (con uno de categoría 5e sería suficiente) ya lo tendríamos. Conectamos un extremo en el router de la sala A y el otro lo conectaríamos a un switch que colocaríamos en la sala B. Auque digo un switch, podéis usar un router adsl que tengáis muerto de risa por ahí (*).

2.- Si no es posible la opción anterior, si la conexión eléctrica es la misma en las dos salas (es decir, pertenecen al mismo cliente a nivel de la empresa de energía eléctrica), podemos usar PLC. En este caso, conectaríamos un adaptador PLC en una toma eléctrica cercana al router de la sala A. En dicho adaptador conectaríamos un latiguillo de red y el otro extremo del mismo a un puerto del router de la sala A. En la sala B haríamos la misma operación: enchufamos el adaptador PLC a una toma de corriente y a él conectamos un cable de red cuyo otro extremo irá a un switch (o router adsl).

3.- Si ninguna de las opciones anteriores es posible, tendríamos que usar la Wifi. Una opción dentro de este caso sería el modo de repetidor universal. Para esto, si queremos usar un router adsl que tengamos en el armario, hay que comprobar que proporcione esta característica. Si no es así, hay que comprar un punto de acceso, en cuyo caso, si queremos dar soporte a más equipos tendremos que comprar también un switch (es económico: por menos de 20 euros puedes conseguir uno). En este caso, en el router de la sala A no hay que hacer nada. Es el repetidor el que tenemos que configurar. Normalmente funciona pero no ofrece grandes resultados ya que disminuye el ancho de banda a la mitad, pero donde no hay posibilidad de usar otro tipo de conexión, puede ser la solución.

4.- La otra opción que se puede usar es WDS (Wireless Distribution System). Sin embargo esta configuración es complicada de realizar y entre equipos de distintas marcas es casi imposible dejarlo operativo. Yo no os recomiendo esta opción.

Yo recomiendo, si es posible, la opcion 1. En este caso, si en el extremo del cable que nos llega del router de la sala A conectamos un punto de acceso (o router adsl con wifi), podremos ampliar la red wifi, que ahora daría cobertura a las dos salas. Para ello, configuraríamos el punto de acceso de la sala B con el mismo ESSID y misma seguridad. Eso sí, cambiamos el canal para evitar conflictos. Con esta sencilla configuración ampliamos la red wifi casera y ya tendríamos wifi en los dos habitáculos (A y B). Además, si el punto de acceso lo conectamos a un switch o ya lleva uno incorporado, esto proporcionaría también conexión a los equipos con red que tengamos allí. Esta es, en mi opinión, la solución que menos problemas os va a dar.

Si no podéis tirar un cable pero tenéis la misma conexión eléctrica, podéis usar la opción 2 para unir ambas y luego, igualmente podéis ampliar la wifi como acabamos de decir.

En último caso, se probaría con el modo repetidor universal. Nunca recomiendo WDS porque es un problema serio hacerlo funcionar bien.

Espero que os sea de utilidad.

 

(*) En este caso, el router funcionaría simplemente como un switch. Tendríamos que tener la precaución de cambiar la IP del mismo si coincide con la del router de la sala A (normalmente, 192.168.1.1).