Archivo por meses: Febrero 2015

Compartir archivos fácilmente entre distintos dispositivos

Hace tiempo usé una aplicación muy sencilla que permite compartir archivos entre distintos equipos (da igual si son Linux, Windows o Mac). Esa aplicación cuyo nombre hace referencia a la onomatopeya del ladrido de un perro: woof.

Iba a deciros que va al pelo y que funciona genial pero la he probado ahora precisamente y no funciona. Da un error y se cierra cuando se va a intentar descargar el archivo desde otro equipo (da un error de “Broken pipe”). Menos mal que siempre tengo un plan B 😉

Existe otra forma de compartir archivos fácilmente. Simplemente ejecutamos este comando:

python -m SimpleHTTPServer 9500

que crea un servidor web (en python) que permite que desde cualquier equipo de nuestra red se pueda obtener acceso a nuestros archivos usando simplemente un navegador web. El número 9500 es el puerto en el que escucha el servidor web. Puede ser cualquier número entre 1024(*) y 65535.

Los archivos directorios a los que se tiene acceso son los que hay en el directorio local desde el que se lanza el comando. Así que lo más cómodo es crear un directorio, copiar dentro el archivo o archivos y ejecutar dicho comando estando en ese directorio.

Los otros equipos no tienen por qué ser Linux. De hecho, podría ser hasta un móvil con Android (cualquier dispositivo con navegador web que se encuentre en el red del que comparte). De hecho, el equipo que comparte tampoco tiene por qué correr Linux, ya que python se encuentra disponible para distintas plataformas y se podría ejecutar sin problemas en Windows, Mac, etc.

 

(*) Para puertos menores del 1024 hay que ejecutar el comando como root.

Redimensionar pantalla para ocuparla completamente

Es un título un poco raro, pero no se me ocurría otro (*), lo siento. Lo que quiero decir es lo que os comento a continuación.

Os puede ocurrir que, trabajando en Linux (también me ha ocurrido en Windows) la imagen no ocupe toda la pantalla FullHD de 23″ (por ejemplo). En cualquier caso la imagen se ve correctamente, lo que ocurre es que en lugar de ser del tamaño de vuestra pantalla (23″ en el ejemplo que estoy poniendo) es menor (por ejemplo 21″ ó 22″). Este efecto se denomina underscan.

Si vuestra tarjeta es ATI podéis crear un script con estos comandos:

aticonfig --set-dispattrib=dfp3,positionX:0
aticonfig --set-dispattrib=dfp3,positionY:0
aticonfig --set-dispattrib=dfp3,sizeX:1920
aticonfig --set-dispattrib=dfp3,sizeY:1080

Al ejecutarlo veréis como se dimensionan cada uno de los distintos extremos de la pantalla.

Donde dice dfp3 tendréis que poner el que corresponde con vuestro monitor. Para obtenerlo tendréis que ejecutar, tal y como indican aquí, el siguiente comando:

aticonfig –query-dispattrib=DISPLAYTYPE,positionX

donde DISPLAYTYPE puede ser uno de éstos:  crt1, lvds, tv, cv, tmds1, crt2, tmds2, tmds2i, dfp1, dfp2, dfp3, dfp4, dfp5, dfp6. A falta de un método mejor, debéis probar con cada uno de ellos. A mí me funcionó con dfp3.

Si tenéis una nVidia en lugar de una Ati esto no os vale, así que os tocará googlear un poco. En cualquier caso, la solución debe ser parecida.

 

(*) La otra opción era “Solucionar problema de underscan con tarjeta ATI”, pero parecía demasiado concreto y técnico, nor?

Crear vídeo con fotos y audio en Linux

Cuando uno tiene unas fotos de un viaje, de un evento o de cualquier tema y quiere mostrarlas a sus amigos y familiares, antes era habitual crear una presentación con las fotos (con un programa tipo PowerPoint o Libreoffice Impress).

Sin embargo, y ante la necesidad de usar medios audiovisuales como reproductor de vídeo/televisión para mostrar las colecciones personales de fotos de experiencias, poco a poco fue surgiendo una serie de programas que permitían, en lugar de crear una presentación (que necesita de un PC para mostrarla), un vídeo con formato estándar que se podía ya reproducir en un reproductor doméstico.

Si venís del mundo Windows (o seguís aún en él) conoceréis aplicaciones para tal fin como MemoriesOnTV. Este tipo de aplicaciones, permiten colocar las fotos en una secuencia, aplicar efectos y transiciones, insertar audio y finalmente crear un vídeo con dichas fotos y canciones de fondo.

En Linux tenemos varias aplicaciones para realizar esta función, aunque una muy sencilla pero también muy potente, es openshot.

Dado que en el blog desdelinux ya han explicado muy bien cómo usar dicho programa para este cometido, simplemente os dejo el enlace aquí para que lo sigáis y lo probéis.

Como véis, en Linux tenemos aplicaciones para hacer las mismas cosas que en Windows, de forma similar, con mayor funcionalidad y sencillez normalmente y, desde luego, a coste cero.