Archivo de la categoría: General

Rooteando mi Sony Xperia Z Ultra

Habiendo transcurrido ya un tiempo prudencial desde que me compré mi Sony Xperia Z Ultra, en el cuál he podido comprobar cuál es su rendimiento y cómo se comporta en general con la configuración de fábrica, llegó el momento de hacer cambios…

Si aquí os hablaba sobre el rooteo y cambio de roms en uno de mis primeros móviles Android, hoy haré lo propio con éste.

Lo primero que quería era rootearlo para, sobre todo, quitar varias de las apps que vienen de fábrica y que no uso nunca. Investigando por internet no encontraba un método claro para hacerlo en la versión concreta del sistema que tenía mi móvil.

Durante la investigación me llamó la atención una aplicación de rooteo universal (es decir, válida para multitud de teléfonos) cuya reseña aparecía en varios blogs importantes en el mundo de Android, como El Androide Libre. Dado que no encontraba ningún método de rooteo de mi móvil que me convenciera y que, todo sea dicho, me picaba mucho la curiosidad por tal aplicación, decidí probarla. Así pues, me descargué el apk y la instalé.

Es una aplicación china, donde incluso algún que otro mensaje aparece en dicha lengua. Aún así, es muy sencilla de usar. No hay mucho donde tocar y es un proceso sencillo y directo que, tras unos instantes realiza todos los pasos necesarios y nos muestra el esperado mensaje que indica que nuestro teléfono está completamente rooteado. De hecho, hablo desde la propia experiencia con mi móvil, ya que lo pude rootear sin problemas.

Dicho esto, también hay que tener en cuenta quue es una aplicación que tiene que estar siempre residente en memoria, no puedes quitarla. Esto, teniendo la procedencia que tiene es algo, como mínimo, mosqueante. Con bastante recelo me puse ahora a investigar si había indicios de problemas de seguridad con dicha aplicación, lo cuál es un poco estúpido, porque permitir a una aplicación china prácticamente desconocida y que tiene el “poder” de hacer lo que quiera en mi móvil y esperaer que el móvil esté 100% a salvo de miradas no autorizadas es una contradición en sí misma.

Como no estaba conforme decidí quitar la aplicación, pero como indicaba antes, no puedes. Sí, tiene una opción dentro de la aplicación para eliminarla pero a mí no me funcionó. Dado que la aplicación se instala en /system de nuestro móvil, cualquier intento de borrarla con un reset del móvil es totalmente infructuoso.

El caso es que tras los intentos de eliminarla (sin éxito, como decía) llegué a un punto en el que ni me funcionaba bien: el teléfono ya no estaba rooteaado a pesar de estar la aplicación en funcionamiento y de intentar aplicar el proceso una y otra vez. La única solución que se me ocurrió era “cepillarme” la versión instalada en el móvil y cambiarla por una ROM cocinada que funcionara bien.

Llegados a este punto, comencé otra búsqueda en internet para ver cómo estaba el “estado del arte” del cocineo para mi móvil. Como no terminaba de convencerme ninguna de las ROMs que ví de distintos usuarios de xda-developers, fui a la opción que considero de las más estables y evolucionadas en este mundillo, hablo de Cyanogenmod.

Esta ROM la he probado en otras ocasiones con otros terminales y me ha resultado siempre bien. Así pues, seguí los pasos que explican perfectamente en la wiki de este proyecto, en concreto me refiero a esto. Aquí está la página de descargas de la ROM para mi móvil (*).

Desde entonces (hace dos meses aproximadamente) estoy usando Cyanogenmod 12.1 (versiones nightly), que está basada en Android 5.1. En general diré que va bastante bien. Hablando de rendimiento, con Antutu da más de 40.000, mientras que con la flash original era de unos 32.000.

¿Recomiendo hacer esto en vuestros Xperia Z Ultra? Sí y no, me explico. Sí, si queréis tener el control total de vuestro y asumís, por un lado, que al usar las últimas versiones Android puede que experimentéis algún que otro bug típico de versiones software sin pulir 100%. Por otro lado, hay que sumarle que las versiones nightly de Cyanogenmod no son las estables, sino las que incorporan nuevas funcionalidades y parches y sus publicaciones son diarias.

No lo recomiendo si queréis un teléfono más estable (al menos todo lo estable que puede estar con la versión instalada de fábrica por parte de Sony) y, sobre todo, si no necesitáis hacer nada como root. De hecho, si ni siquiera sabéis lo que significa esto y tampoco os quita el sueño, os recomiendo encarecidamente que no os metáis en estos fregados.

A mí personalmente sí que me compensa rootear el móvil por las posibilidades que permite a la hora de hacer ciertas operaciones que no están permitidas al usuario normal y limitado con el que viene configurado de fábrica un teléfono Android. Por otra parte, me gusta probar y experimentar con versiones nuevas del sistema asumiendo que esto puede acarrear algún que otro efecto colateral no deseado.

(*) En Cyanogenmod se refieren al móvil como “togari” ya que es el nombre con el que, al parecer, se bautizó en los primeros momentos. Togari es un manga japonés, para más señas.

Escuchando artículos en tu dispositivo Android

En el anterior artículo os hablé de un método para reproducir artículos sin tener que leerlos, lo cuál es útil en momentos y lugares donde no quieres o no puedes usar la vista para estos menesteres, como por ejemplo sucede cuando vas conduciendo.

Entonces os hablé de usar comandos de voz para reproducir cada artículo y que se fuera reproduciendo en el móvil. Pues bien, aquí os muestro otra solución que es más cómoda aún y que es la que uso actualmente (y cuando digo actualmente me refiero a que he empezado a usarla hace un par de semanas, que es cuando encontré esta solución).

Existe un programa genial llamado @Voice Aloud Reader, el cuál podéis encontrar, como siempre, en google play.

Este programa permite reproducir cualquier texto que le insertes. Además tiene la posibilidad de crear una lista de reproducción, lo cuál es muy útil ya que no tienes que estar pasando de un artículo a otro “a mano”, sino que lo hace automáticamente, de la misma forma que cuando terminas de reproducir una canción en tu mp3 automáticamente suena la siguiente.

Aunque ésta puedes crearla desde la propia aplicación, lo más práctico es insertar los artículos y textos desde otras aplicaciones del móvil/tablet mediante la opción de Compartir. Aquí tenemos dos opciones, la opción de que directamente lo reproduzca Aloud Reader o bien añadirlo a la lista de reproducción.

Pero lo que a mí me parece más interesante es la opción de sincronizar la lista de reproducción con Pocket. Esto es genial, porque tú puedes ir añadiendo los artículos a Pocket como siempre (desde el teléfono/tablet o desde el PC) y cuando quieres escucharlos simplemente te vas a la lista de reproducción (*) y le das a la opción de “Sincronizar con Pocket”.

Para mí, que uso el dispositivo sobre todo para consumir artículos y textos varios, es de las aplicaciones más interesantes y productivas que existen.

 

(*) Para mostrar la lista de reproducción, simplemente usáis al botón de la esquina superior izquierda y os aparecerá.

Automatizando en Android con Tasker

Existe una aplicación para Android (existen más, pero a mí me gusta ésta) que permite automatizar todo tipo de eventos, ajustes, aplicaciones, etc. en tu dispositivo Android.

No es una aplicación sencilla de configurar, pero una vez entiendes cómo funciona, ya pasa directamente a formar parte de las aplicaciones imprescindibles en tu móvil.

La función de Tasker es ejecutar ciertas “tareas” cuando se dan ciertas condiciones que tú previamente le has configurado. Por ejemplo, le puedes decir que cuando estés conectado a la wifi de tu casa que baje el sonido del móvil, aumente el tiempo de espera de la pantalla y que desconecte el GPS (por decir algo).

Otro ejemplo, Tasker puede hacer que cuando tú le digas una palabra clave, por ejemplo “leer”, te lea un artículo de pocket usando el TTS correspondiente.

De hecho, éste último ejemplo es el motivo por el que me compré dicha aplicación (es de pago, pero el precio es irrisorio). Cuando me monto en el coche y quiero escuchar un artículo, no tengo que mirar la pantalla del móvil, de hecho, ni siquiera tengo que tocar nada, sólo decir la palabra “leer” y, automáticamente, comienza a sonar el artículo por el audio de mi coche (vía Bluetooth, claro).

Para hacer esto (que Tasker lance una tarea tras darle un comando de voz), es necesario tener un complemento llamado “Autovoice”. También os recomiendo el complemento “Autoinput”. Todos son del mismo desarrollador, quien, dicho sea de paso, siempre contesta -y muy rápidamente- a cualquier duda/problema que surja a la hora de usar y configurar su aplicación (doy fe).

La configuración es algo ardua al principio pero básicamente es crear una tarea con todas sus acciones (ej: abre aplicación pocket, abre primer artículo, reprodúcelo por TTS) y luego asignarla a un perfil, que es el que especifica el evento que “dispara” la tarea (puede ser una hora, una posición del gps, un estado del teléfono -wifi conectada a tal essid-, un comando de voz…).

Para sacarle más provecho a los comandos de voz hay que configurar Tasker para que funcione con “Ok Google”. Si no habéis probado “Ok google” os recomiendo que lo hagáis (es el homólogo en Android del “Siri” de IOS).

Un pequeño cambio en la web

Hola a todos.

Sé que sois miles y miles los seguidores de ésta, mi humilde web 😛 y que os tengo acostumbrados a un artículo por semana el cuál, lo sé, esperáis ansiosos. En concreto, todos los domingos aproximadamente a las 22:00 sale a la luz uno nuevo (viene siendo así desde casi el comienzo).

Dado que las ocupaciones, ajetreos y vaivenes cotidianos me dejan cada vez menos tiempo del que quisiera para escribir nuevos artículos, voy a cambiar la periodicidad de publicación de artículos, que a partir de ahora ya no será de uno por semana, si no cuando tenga un hueco para escribiros.

En otras palabras, seguiré publicando pero de vez en cuando, no cada semana (al menos de momento).

Gracias a todos por leerme.

Cómo transformar nuestra SIM en microSIM

Desde un tiempo para acá muchos móviles vienen con slot para microSIM en lugar de SIM, lo que obliga a cambiarnos la tarjeta, con el consiguiente desembolso (15 euros incluso en algunas operadoras).

Una microSIM no es más que una tarjeta como la SIM pero más pequeñita. El chip es el mismo, lo único que se hace es quitar parte del plástico que constituye la SIM. Por tanto, recortando nuestra SIM de la forma correcta podemos adaptarla a este nuevo formato y usarla en nuestro nuevo móvil sin problemas.

Existen en Internet varios tutoriales para hacerlo e incluso hay unas maquinitas (*) que venden por muy poquitos euros que permiten hacerlo con un clic.

Yo reccorté la mía a mano siguiendo los pasos indicados en el vídeo cuyo enlace tenéis aquí. La plantilla para recortar la SIM a la que hace referencia la podéis descargar de aquí.

Si os sale bien os ahorráis unos eurillos. Si os sale mal (y si lo hacéis despacito y siguiendo bien los pasos indicados no tiene por qué) tendréis que pedirla a vuestro operador.

(*) Las tenéis en eBay (ejemplo) y Amazon (ejemplo).

Seguir la Liga y la Champions con Google Calendar

Yo uso Google Calendar a diario para tener siempre presentes las cosas que tengo que hacer en días/horas determinados.

Además de vuestro calendario personal podéis agregar calendarios de terceros, que pueden contener eventos de los que queréis estar informados. Por ejemplo, yo tengo el calendario de los festivos de España y uno que indica la previsión meteorológica para el día en cuestión.

Hace tiempo que quería agregar los calendarios de la Liga BBVA y también los de la Champions para poder seguir los partidos del Madrid y del Barcelona (sobre todo de este último ;-)).

En su momento no encontré lo que buscaba así que me instalé en mi móvil (con sistema Android) las aplicaciones correspondientes a ambas ligas de fútbol.

Sin embargo, hace poco estuve toqueteando las opciones de Google Calendar y encontré lo que buscaba: se pueden agregar muchos calendarios para estar al loro de lo que acontece, por ejemplo, en el mundo del deporte. Yo ya tengo agregados los calendarios de la liga BBVA y la Champions para los equipos antes mencionados (podéis seguir cualquier otro equipo, de cualquier otra liga… las opciones son muchas).

Os explico cómo hacerlo:

  1. Os váis al icono de la rueda dentada de la parte superior derecha de vuestro Google Calendar. A continuación hacéis clic en Configuración.
  2. Ahora, en la parte superior, hacéis clic en Calendarios (es la segunda opción, a la derecha de General).
  3. Por último, aproximadamente por el medio de la pantalla veréis una sección titulada “Otros calendarios – Calendarios que sólo puedo ver”. Justo en esa línea del título de la sección, en la parte de la derecha, hacéis clic donde pone “Explorar calendarios interesantes”.
  4. Y ahí lo tenéis: calendarios de festividades de distintos países, de todo tipo de deportes e incluso otros curiosos como el que muestra número de día del año.

Yo añadí los 4 que os he comentado pero las opciones, como véis, son variadas. En cualquier caso, siempre podéis importar más calendarios mediante la url (en formato iCal), o bien desde archivo.

Si alguien conoce algún calendario interesante que lo ponga en los comentarios y así pueden verlo los millones de seguidores de esta web y yo mismo.

Calendario de mesa con una caja de CDs

En este artículo os voy a contar cómo montaros un calendario de mesa práctico, original y muy económico. Tan sólo necesitáis vuestro PC, una impresora, un folio y una caja de CDs vacía (una caja de CDs normal y corriente). Los pasos son los siguientes:

  1. Descargáis la plantilla que hice en su momento y que tiene el tamaño justo del interior de la caja de CDs. Está en formato OpenDocument (o sea, que necesitáis LibreOffice u OpenOffice, los cuáles podéis descargar de aquí y de aquí, respectivamente). La plantilla tiene este aspecto:
    calendario_plantilla1
  2.  Editáis la plantilla añadiendo una foto en el hueco del mes (superior derecha). Si no os reconoce la fuente que aparece en vertical poned la que más os guste a vosotros.
  3. El calendario que se muestra se obtiene usando el comando “cal” en Linux. Es un simple cuadro de texto de LibreOffice que contiene la salida de dicho comando para un mes concreto (en este caso se muestran Septiembre y Octubre de 2013 pero, obviamente, podéis -debéis- actualizarlo cada mes).
  4. Imprimís una vez que queda a vuestro gusto.
  5. Recortáis por la línea finita negra los dos cuadrados (con cada folio que imprimáis tenéis, como véis, para dos meses, con lo que con 6 folios tenéis… ¡para todo el año!).
  6. Lo colocáis en la portada de la caja de CDs. Quedaría algo así:
    calendario_cerrado1Yo he puesto una imagen de la Estrella de la Muerte pero, obviamente, podéis poner la que más os guste. Lo suyo es poner cada mes una distinta.
  7. Desmontáis esta tapa (tiene un agarre en cada extremo y con sacar uno un poquito ya sale fácilmente).
  8. Colocáis al revés dicha tapa para que quede levantada y la podáis ver cómodamente en la mesa. Para ello ponéis al interior de la caja de CDs boca abajo y enganchamos la tapa justo al revés de cómo se engancharía normalmente. Quedaría así:
    calendario-abierto

Es una manera sencilla y original de tener el calendario del mes encima de la mesa y además aprovecháis para poner una fotito de vuestro hij@, mascota, coche, peli favorita… y os alegra un poco la mesa. Por último, como habréis podido ver, el gasto económico es mínimo, lo cual se agradece en estos tiempos que corren, no? 😉

 

[OT] Skechers On The Go: comodidad y confort en tus pies

En este artículo podríamos catalogarlo de off-topic, (OT) ya que en él voy a hablar de un tema que poco tiene que ver con los tratados en los artículos (*) que usualmente leéis en mi web (redes, gnu/linux, etc.), a excepción de éste artículo, que también fue OT.

A pesar de salirse de la temática propia de esta web, lo incluyo dos razones:

  1. Porque me parece interesante y hasta es posible que a alguno le ayude en su decisión de renovar el calzado.
  2. Porque me apetecía 😉

Vamos a ello -oye-.

Hace algún tiempo estaba buscando unas zapatillas ligeras y cómodas para usarlas en horario de trabajo e incluso para salir a andar.

Probé varios tipos de zapatillas deportivas, alguna que otra tipo tenis/pádel pero sobre todo de tipo running. Las primeras (tenis/pádel) las descarté enseguida porque son más pesadas, así me decanté por las de tipo running. No necesitaba que fueran las más avanzadas, pero quería que fueran cómodas.

Probé las Pegasus de Nike, y aunque me convencían estéticamente, por peso, por características e incluso por precio, no me terminaban de resultar cómodas porque agarran demasiado el pie (sobre todo por la parte del talón). Esto último imagino que para salir a correr debe de ser genial pero yo quería llevar el pie un poco más suelto.

Probé también unas Asics (no recuerdo el modelo) y eran más cómodas que las Pegasus (en mi opinión), aunque cuando dabas la pisada notabas como que la propia zapatillas te empujaba a salir a correr (por la curvatura de la suela o algo parecido). Por este motivo las descarté también.

Tras varias pruebas más en más de 5 establecimientos seguía sin encontrar nada que me convenciera realmente, hasta que un día me ofrecieron las Skechers On The Go y nada más cogerlas me sorprendió lo ligeras que son (no sé cuánto pesarán, pero es de las más ligeras que he probado nunca). Fue curioso, porque el número que tenían en la estantería era de los pocos que les quedaba y, casualmente ¡era el mío! (me sentí como una especie de Ceniciento).

Andé un poco con ellas y la sensación fue (y es) genial. Ligeras (¡ligerísimas!), muy flexibles, con materiales transpirables (muy recomendables para verano)… para mí de las mejores zapatillas que me he probado en cuanto a comodidad. Son como ésta:


skechers_on_the_go

Para finalizar, comentar que existen más colores y su precio ronda los 50 euros (a mí me costaron 45). Tenéis más información aquí.

Os las recomiendo.

 

[OT] Trámites a realizar al tener un hijo

En esta ocasión no voy a hablar de GNU/Linux, ni de Android, ni de redes… sino de otro tema bastante distinto (de ahí el [OT] –Off Topic inicial).

Hace poco he tenido la fortuna de ser papi y, como quiera que la realización de todo el papeleo tras el parto es algo complicado (al menos, pesado), os voy a resumir mi experiencia por si a alguien le sirve.

Es una pequeña guía de pasos a realizar para llevar a cabo todos los trámites necesarios en relación al nacimiento de vuestro hij@.

1.- En el Hospital

Cuando dan el alta a la madre y al niño os dan dos hojas para llevar al juzgado. Una amarilla y otra con el sello del hospital indicando que no lo han incorporado (al hijo) en el registro civil para que los padres lo inscriban en su pueblo natal.

NUEVO: Ahora se puede registrar al hijo en el propio hospital. Para ello debéis ir al despacho correspondiente con el libro de familia en el plazo de las 72 horas tras el parto. Pasado este plazo ya no se puede registrar en el hospital. No os actualizan el libro de familia sino que os mandarán un documento oficial a la dirección de e-mail que les indiquéis. En cualquier caso, el libro de familia desparecerá en breve.

También te dan (y si no solicitadlo) un justificante que confirma que el parto ha sido en tal fecha, que se llama así y va con el sello del hospital. Es lo que tienes que enviar a tu dpto. de recursos humanos, sólo eso. De hecho, os tienen que dar dos (solicitadlos), porque uno será para la empresa del papi y otro para la de la mami.

También os dan unos sobrecitos con papeles para el pediatra (para la prueba del talón que hay que hacer a los 3 días), para el centro de salud (para hacer el informe de maternidad), otro para la matrona, el informe médico… entre otros.

Os recomiendo que guardéis todos estos documentos en una carpeta y la llevéis durante la tramitación de todo el papeleo, ya que os irán haciendo falta, paulatinamente, todos y cada uno de los documentos.

2.- En el juzgado

Si habéis registrado a vuestro hijo en el hospital (ver punto anterior) ya no tenéis que hacer nada aquí, salvo que queráis actualizar el libro de familia mientras aún tiene validez.

3.- Certificados de empresa

Necesitáis los certificados de empresa para la tramitación de la baja por paternidad y maternidad.

La empresa (normalmente secretaría o bien el dpto. de recursos humanos) os lo facilitarán presentando simplemente el documento del justificante del parto (por eso en el punto 1 os tienen que dar 2).

En ambos casos os enviarán un certificado de empresa que deberéis presentar en el INSS.

4.- En el INSS

Aquí hay que tramitar la baja por paternidad y maternidad, ya que es el INSS y no la empresa la que paga durante estos días de baja. También hay que solicitar aquí la tarjeta sanitaria para el niño.

Debéis presentar los certificados de empresa a los que hacíamos referencia en el punto anterior.

También debéis presentar el documento que os enviaron por e-mail con la inscripción de vuestro hijo en el registro civil. Imprimid dos copias de éste, uno para la solicitud del padre y otro para la madre. Con uno podría bastar, pero con dos facilitaréis las cosas al funcionario que os atiende.

También hay que llevar fotocopias de DNI del padre y de la madre. Aunque es raro que lo hagan, llevad también el libro de familia (aunque no incluya al nuevo hijo) porque puede que os lo pidan.

Ah, la solicitud del papi la tiene que firmar el papi y la de la mami pues eso, la mami, así que tendréis que pedirle que os den la solicitud para firmarla y llevarla otro día (hay quienes la descargan de Internet y ya van un paso por delante, haciéndolo todo en una sola vez).

Los documentos que os dan aquí son: un justificante de haber tramitado la solicitud de paternidad y otro por la de maternidad junto con un documento que necesitaréis presentar en el centro de salud para la petición de tarjeta sanitaria para vuestro hijo si es que lo habéis solicitado en el propio INSS.

5.- En Hacienda

Hay que rellenar el modelo 140. Básicamente, hay que poner los datos personales de la madre, su número de la SS y que lo firme la madre, ya que esta ayuda es para las madres trabajadoras, y consiste en 100 euros que os da el estado mensualmente hasta que el niño tenga 3 años.

Os lo pueden abonar mensualmente o podéis escoger la opción de que os lo den anualmente (con la declaración de la renta).

También hay que indicar, obviamente, el número de la cuenta donde queréis que os ingresen el dinero.

Tiene que firmarlo la madre. Indico esto porque como normalmente estas cosas las hacemos los papis, que tengáis en cuenta que es posible que os toque dar dos viajes, a no ser que, previsores vosotros, tengáis una copia del modelo 140 en vuestro poder previamente y os baste con ir una sola vez (creo que se puede descargar de internet).

6.- En el ayuntamiento

Con la hoja de inscripción en el registro del hijo (tendréis que imprimir otra copia) o bien con el libro de familia -si es que lo habéis actualizado en el juzgado-, censarán al niño en vuestro domicilio.

Sacad un par de copias del censo de vuestro hijo. No valen fotocopias ya que tienen que ir compulsadas (os las dan así ya en el Ayuntamiento).

7.- En el Centro de salud

Tendréis que ir a vuestro centro de salud para solicitar la tarjeta sanitaria para vuestro hijo.

En tal caso, tenéis que presentar el documento que os dieron en el INSS para la solicitud de la tramitación de la tarjeta sanitaria del bebé, junto con el documento que os dieron en el hospital y que hace referencia a esta tramitación. También hay que presentar un certificado de empadronamiento del bebé.

Espero que os sirva. Si detectáis alguna errata comentadlo.

 

ACTUALIZADO en Enero de 2016, incluyendo las nuevas modificaciones en los trámites.

Apariencia de la web actualizada

Esta tarde he actualizado -por fin- a la versión 3.5.1 de WordPress (ya tocaba). Aprovechando que esta tarde tenía ganas de modernizar cosas, he actualizado también la versión del tema de la web. En concreto, antes tenía el tema Twenty Eleven y ahora tiene el Twenty Twelve. Está más estilizado, nor?

A mí me gusta, ¿y a vosotros? Aunque el diseño y la estética o apariencia de una web son algo muy personal, se agradecen críticas constructivas.

El jueves a las 22:00, como siempre -o eso intento-, nuevo artículo. Esta vez toca algo de redes. ¿Podréis aguantar hasta entonces? … 😉