Archivo de la categoría: Sistema

El arranque de Windows 7… como para tener prisa

Windows 7 mejoró con respecto a la versión anterior de Windows (Vista), pero claro, hicieran lo que hicieran siempre se mejoraría porque era imposible (alguien lo demostró) hacerlo peor. Una de las cosas que mejoró fue el tiempo de arranque (en Windows Vista, lo normal era encender el equipo, hacerte un café, pasear 10 minutos por el pasillo y luego contar 1 Misisipi, 2 Misisipi, 3 Misisipi… y así hasta 632 Misisipi).

Sin embargo, a Microsoft le gusta colocar alguna opción o mecanismo que irrite al personal, ¿por qué? os preguntaréis. Porque puede. Es así. Bueno… esto es aplicable a aquéllos que lo uséis, yo estoy escribiendo este artículo desde Linux así que por mí no va la cosa (gracias a Dios).

Una de estas características, mecanismos, fallos, vueltas de tuerca… como queráis llamarlo, es que a veces, al encenderlo, el tío se pone a aplicar los cambios de las actualizaciones. A ver, no me parece mal que windows 7 se actualice periódicamente (si no lo hiciera el universo implosionaría… o algo así), pero que lo haga cuando arrancas el equipo… sin dar la posibilidad de posponerlo al menos una vez… pues toca las narices -cuando menos-.

El otro día necesitaba -de hecho- arrancar un PC con windows 7 para sacar una información urgente y se pone a actualizar… y actualizar… y actualizar…

… y actualizar… y actualizar… 25%…. 26%…

… y ¡se reinicia! Dios mío! ¿Puede ser? ¿Ha terminado ya? ¿En sólo 10 minutos? ¡Bien! Arranca de nuevo y…

… ah, no, espera… actualizar… actualizar… 32%… 40%…

… y al final tuve que desistir porque se me pasó el plazo de tiempo que tenía disponible para sacar un archivo.

Es lo que ocurre cuando algún documento importante depende de un sistema como Windows, que se actualiza en el arranque (quieras o no), y, aunque el tiempo de éste disminuyó drásticamente desde windows vista, si luego se pone a actualizar, la cosa iguala e incluso empeora a su infame predecesor.

Windows 7, personalmente, me ha parecido siempre un digno sustituto de windows xp, pero tiene sus mecanismos para desesperarte, para tocarte las narices y demostrarte que Windows puede conseguir que la máquina más veloz te haga esperar 10 minutos a que arranque. ¿Por qué? Porque puede.

Así que ya sabéis, si tenéis que acceder a vuestro equipo windows e indica que está actualizándose, podéis aprovechar a hacer la cama y tender la ropa, aunque seáis tan lentos como yo, no os preocupéis… os dará tiempo (de sobra!).

Cómo entrar en la BIOS (UEFI) en los equipos con Windows 8

Si habéis intentado acceder a la BIOS en un portátil nuevo que viene de fábrica con Windows 8, os habréis dado cuenta que no aparece el mensajito de “press DEL to enter SETUP” o similar. El motivo principal es que ahora ha cambiado la BIOS por la UEFI.

Ahora, para acceder a la UEFI (antigua BIOS), si tienes windows 8, el proceso es más complicado, y es que a Microsoft le gusta jugar al escondite con las opciones en cada versión nueva del sistema operativo. A mí me toca los… narices, por ello (oye) uso GNU/Linux, pero para los que uséis Windows 8, para acceder a la UEFI tenéis que hacer esto:

  1. Pulsáis Windows+C
  2. En la barra que aparece a la derecha hacéis clics en el botón inferior (configuración)
  3. En la ventana que se muestra seleccionamos “General” (abajo a la izquierda)
  4. Pulsamos en “Reiniciar ahora” que aparece debajo de Configuración avanzada

Desde luego, nadie va a entrar por error en la UEFI 😉

A tener en cuenta:

– Si el equipo no es de los nuevos que llevan windows 8 preinstalado no llevará UEFI sino BIOS, por lo que el método para acceder a la misma será el de siempre