Archivo de la categoría: Teclado

Teclado Logitech K400: ideal para el salón

Para los que leísteis mi anterior artículo sobre el teclado Razor Blackwidow Ultimate 2013 no, no he cambiado de teclado 😉

El teclado de este artículo tiene otro fin totalmente distinto. Aunque se puede usar -obviamente- para trabajar con el ordenador, lo cierto es que no es un teclado cómodo ya que es muy pequeñito.

Su uso está enfocado a controlar un PC de Salón. Como otros teclados de este tipo, dispone de un touchpad para mover el cursor del ratón, con sus dos correspondientes botones (izquierdo y derecho), tal y como se puede observar en esta imagen:

logitech_k400

Lógicamente, el teclado es totalmente inalámbrico (qué poco útil sería si tuviéramos que tirar un cable desde la mesa de la tele hasta el sofá :-P). El receptor es minúsculo y apenas sobresale un poco cuando queda conectado.

Lo mejor del teclado es que la sincronización entre el mismo y el receptor es instantánea. De hecho, si arranco mi portátil y lo enciendo estando incluso Grub en pantalla, puedo encenderlo y usarlo para seleccionar el sistema operativo con el que arrancar.

A su favor, podemos decir que este teclado tiene:

  • Es delgado
  • Es muy ligero (pesa poquito)
  • Es pequeño y compacto (lo podemos dejar en el brazo del sillón)
  • Es estético
  • Tiene diversas teclas de acceso rápido a funciones usuales del ordenador
  • Receptor inalámbrico muy discreto
  • Sincronización instantánea, sin necesidad de pulsar botones adicionales para emparejar receptor y emisor
  • Terminación y acabados correctos, consiguiendo una calidad bastante aceptable sobre todo teniendo el cuenta el precio (entre 30-40 euros).

En su contra poco hay que decir. Sí que es cierto que no es el teclado más cómodo para trabajar varias horas, pero es que no se ha concebido con ese fin en mente. De hecho, el que sea más compacto lo hace más adecuado para ser teclado del PC del salón.

Teclado mecánico Razer Blackwidow Ultimate 2013

Para los que trabajamos todos los días (y muchas horas) con un teclado, éste se convierte en una herramienta fundamental, pues es nuestro periférico principal de comunicación con el PC. Sí, están las pantallas táctiles, el ratón, los touchpads… pero yo soy de los que piensan que se es mucho más productivo con un teclado que con los otros dispositivos.

Además, yo creo que cada cosa está pensada con un fin en mente. Así por ejemplo, para ver vídeos de youtube tirado en el sofá, nada mejor que una tablet; para trabajar con fotografía viene muy bien una tableta digitalizadora… pero para introducir datos, texto, etc., lo más cómodo es un teclado.

Lo mismo que hay pantallas mejores que otras, impresoras mejores que otras, ratones mejores que otros, pues también existen teclados… y *teclados*. En este artículo os voy a hablar de los últimos: los *teclados*, es decir, teclados cojonudos 😉

El que uno piense que un producto es mejor que otro es porque considera que en ciertos factores (que para él tienen más importancia) el uno es superior al otro.

Así pues, de igual forma que es dificil comparar un ratón con un trackball, pues no son dispositivos exactamente iguales, también es complicado comparar teclados que poseen características claramente diferenciadas. Por ejemplo, un teclado de tipo slim no tiene nada que ver con uno mecánico, por lo que el que uno diga que un teclado slim como el de los iMac es mejor que un mecánico es porque prefiere el tacto, la delgadez -entre otros factores- al sonido, la suavidad o el feedback que puede proporcionar un buen teclado mecánico.

Una vez hecha la intro, os comento un poco mis impresiones referentes al teclado Razer BlackWidow 2013.

Es un teclado mecánico que usa el sistema Cherry MX Blue, característica por la que me decanté por este teclado. Me explico. Existen distintos tipos de mecanismos de tecla para teclados mecánicos. Los más conocidos son los Cherry MX, que tienen distintos códigos de colores para diferenciar uno de otro.

Así, entre otros, tenemos los siguientes mecanismos: Blue, Red, Brown y Black . Cada uno cuenta con unas características concretas, que sobre todo hace que se diferencien en el ruido, en el tipo de feedback (*) o en la dureza para presionar la tecla. Aquí podéis ver más información sobre cómo funciona cada mecanismo y aquí tenéis un vídeo donde podréis ver y, sobre todo, escuchar, cómo suenan estos mecanismos.

Para que os hagáis una idea, los teclados de tipo Cherry MX Black, tienen los mecanismos de las teclas más duros, así que hay que presionar más fuerte. Esto, para escribir mucho texto, para programar, etc., puede ser un poco molesto, pero para muchos “jugones” es el mejor mecanismo, ya que es difícil la pulsación accidental de una tecla.

Los Cherry MX Blue, como el Razor Blackwidow Ultimate 2013 que tengo el placer de estar disfrutando mientras escribo este artículo, son mecanismos pensados para escribir mucho y, aunque también son cómodos para jugar, se necesita un poco de práctica para hacerte con clic al pulsar, y es que emiten un sonido característico al pulsar las teclas. Son, de hecho, los más ruidosos de todos los mecanismos Cherry MX.

Como ventajas de este tipo de mecanismos podríamos citar las siguientes: son muy suaves (hay que hacer muy poca fuerza para pulsar las teclas); con el clic sabes perfectamente que la tecla se ha pulsado sin tener que mirar la pantalla

Como inconvenientes: yo no veo ninguna pega a este tipo de mecanismos, porque es el que más me gusta, pero es justo señalar que no es, para nada, silencioso. A mí, personalmente, me gusta el clic que produce, pero si te molestan los ruidos de las teclas, éste no es tu teclado.

En particular, el teclado Razor Blackwidow Ultimate 2013 cuenta, además, con algunas características adicionales (además del contar con mecanismos Cherry MX Blue, por supuesto) que lo hacen más atractivo:

  • Múltiples niveles de luminosidad en las teclas
  • 5 teclas adicionales de tipo macro programables
  • Materiales de construcción de alta calidad
  • Cableado largo de alta calidad
  • Cuenta con conector en el teclado para USB 2.0
  • Cuenta con conectores en el teclado para unos auriculares (sonido y micrófono)

Aquí tenéis un vídeo donde podéis ver cómo es el teclado, cómo está hecho (desmontan unas teclas para mostrar los mecanismos Cherry MX Blue), cómo suena y cómo se ve (sobre todo en la oscuridad).

Si escribís mucho, si programáis habitualmente, o si simplemente os gustaría disfrutar de uno de los mecanismos más cómodos para trabajar delante del ordenador, os lo recomiendo encarecidamente (nunca mejor dicho, porque baratos no son precisamente estos teclados ;-).

 

 

(*) Con Feedback nos referimos a que al pulsar una tecla sabemos que ha sido presionada correctamente y acción asociada se ha producido. Así, al pulsar la tecla “A” y notar el feedback (por el clic que hace al llegar hasta la mitad de la pulsación, por ejemplo) tenemos la certeza, sin tener que mirar la pantalla, que la tecla “A” ha sido pulsada correctamente y la letra “A” aparecerá en la pantalla.

Compartir teclado, ratón y monitor entre 2 PCs con poco dinero

Supongo que muchos de vosotros ya sabéis qué es un switch KVM. Es un aparatito que permite compartir un teclado, un ratón y un monitor entre 2 ó más PCs. De hecho, KVM viene de “Keyboard, Video, Mouse” (teclado, vídeo y ratón).

La idea es que conectas al cacharrito tu teclado, tu ratón y tu monitor. A partir de ahí, vas conectando a dicho aparato los PCs que quieras que lo usen mediante unos cables creados a tal fin (que normalmente se venden con el KVM, e incluso en algunos casos van integrados en el mismo -sin posibilidad de quitarlos-).

Hay de muchos tipos pero, en general, tenemos KVMs con conexión de tipo PS/2 (cuando tenemos PCs que usan este tipo de conexión, la cuál va quedando ya obsoleta) y de tipo USB (teclado y ratón se conectan por USB). La conexión por monitor suele ser por VGA (es lo más económico) aunque hay también más modernos que incluyen conexión HDMI (muy útil si queremos compartir una conexión de vídeo de tipo Full HD -1920 x 1080-).

En mi caso, yo tengo un monitor que permite tanto conexión por VGA como por HDMI, y quiero compartir dicho monitor junto con el teclado y el ratón entre mi PC y mi portátil.

El PC tiene conexión por HDMI al monitor, el ratón es USB y el teclado (algo -bastante- antiguo) es de tipo PS/2. Dado que no hay (al menos no he visto) KVMs que permitan mezclar USB con PS/2 para conectar teclado y ratón (*), he comprado un teclado USB.

Como los KVMs con conexión HDMI son algo caros y estoy intentando buscar una solución económica, yo he comprado un sencillo KVM con conexión VGA para monitor y USB para teclado y ratón, similar al que se muestra en la siguiente imagen.

kvm_usb

Yo no he comprado los cables ya que no los necesito. Ahora comprenderéis por qué.

Teniendo un monitor Full HD con una entrada HDMI libre y un portátil con salida HDMI, usar otro tipo de conexión de menos calidad sería una pena, así que lo que hago es conectar los dos equipos (PC y portátil) al monitor con dos cables HDMI (uno por equipo, lógicamente). El monitor tiene la opción con un botón (rotulado normalmente como “source” -origen-) de seleccionar el dispositivo, así que ya tengo ambos equipos compartiendo el monitor.

El KVM USB lo uso, por tanto, para compartir teclado y ratón solamente. Al KVM conecto el teclado y el ratón (también puedo conectar un dispositivo adicional para compartir entre ambos equipos, como un pendrive) y, con dos cables USB de tipo A/B (el que se usa para las impresoras, para que me entendáis), conecto un puerto USB del PC y del portátil a dicho cacharrín.

Ahora, para alternar entre un equipo y otro tengo que pulsar 2 botones: el del KVM (para el teclado y el ratón) y el del source del monitor.

De esta forma hemos conseguido compartir teclado, ratón y monitor por muy poco dinero. Un cable (de calidad normal) HDMI de 2 metros lo encontráis por 3 euros. Un switch KVM como el que os he mostrado en la foto lo podéis conseguie en eBay o Amazon (sin los cables) por menos de 15 euros.

Espero que os resulte útil y, si conocéis otra forma más económica de conseguir esto, no dudéis en poner el correspondiente comentario.

 

(*) Otros problemas de la conexión PS/2: no es plug & play, los portátiles actuales no tienen este tipo de conexión, los teclados más modernos son todos USB, por citar algunas. Aunque la conexión PS/2 soporta más conexiones simultáneas de teclas, los últimos teclados USB tienen también este problema solucionado (en cualquier caso, no creo que ningún usuario normal necesite pulsar más de 3 ó 4 teclas a la vez).