Archivo por meses: Noviembre 2014

Gestionando máquinas virtuales con VirtualBox desde línea de comandos

Alguna vez he hablado aquí de VirtualBox (por ejemplo, aquí o aquí) y las ventajas de usarlo a la hora de probar nuevas distros, tener sistemas alternativos para ciertos programas que sólo funcionan en ellos o incluso para montar un laboratorio de pruebas.

Aunque la interfaz gráfica Qt que proporciona cubre la gran mayoría de funcionalidades que necesitaremos en un uso sencillo de este sistema de virtualización, es posible usarlo también desde línea de comandos.

Para ello tenemos el comando VBoxManage. Con este comando podemos realizar todo tipo de gestión con las máquinas virtuales. De hecho, podemos hacer todo lo que permite la interfaz gráfica y más cosas. A continuación os muestro algunos ejemplos prácticos de uso de VBoxManage.

Crearlas:

VBoxManage createvm -name NOMBREVM -register

Mostrarlas:

VBoxManage list vms

Arrancarlas:

VBoxManage startvm NOMBREVM

Pararlas:

VBoxManage controlvm NOMBREVM poweroff

Mostrar VMs (*) en ejecución:

VBoxManage list runningvms

Mostrar detalles de las VMs en ejecución:

VBoxManage list runningvms -l

Mostrar detalles de una VM en concreto:

VBoxManage showvminfo NOMBREVM

Hacer captura de pantalla:

VBoxManage controlvm NOMBREVM screenshotvm CAPTURE.png

Modificar memoria asignada a una máquina virtual (debe estar apagada):

VBoxManage modifyvm NOMBREVM --memory 4000MB

Este comando tiene muchísimas más opciones con una completa lista de parámetros. Si queréis más información al respecto podéis consultarla aquí.

En este artículo hemos visto cómo gestionar un equipo host (=anfitrión) VirtualBox mediante línea de comandos a través de VBoxManage. Esto lo hemos hecho en local, es decir, estando en la misma máquina host. En un artículo próximo veremos cómo hacerlo de forma remota.

 

 

(*) VM = Virtual Machine (máquina virtual).

Mover ficheros .vdi -VirtualBox- y no morir en el intento

Si usáis VirtualBox para crear y administrar máquinas virtuales (vms en adelante) puede que se os haya presentado el problema de que necesitáis moverlas de un disco a otro por diversos motivos (casi siempre por falta de espacio en el primero).

En mi caso ocurre que en mi portátil tengo dos discos duros (ver artículo de la instalación del ssd) y cuando tenía pocas vms me apañaba bien guardándolas todas en el ssd, lo cuál me venía bien porque es más rápido.

Desde entonces he venido creando máquinas y más máquinas y ahora tengo problemas de espacio. ¿Cómo solucionarlo? Es lo que voy a explicar ahora brevemente. Es muy sencillo.

En mi caso, tengo vms con windows y vms con linux. Para organizarlas un poco mejor creo grupos (uno para windows y otro para linux). Estos grupos son, en realidad, directorios en vuestro sistema de archivos. Os cuento esto porque yo he decidido mover todas las de windows al otro disco. Lo que he hecho ha sido mover el directorio al otro disco duro y simplemente crear un enlace simbólico desde el segundo al primero. Me explico:

En el disco ssd tengo el directorio /home/user/.virtualbox_vms/vms_windows. Lo que he hecho es moverlo a otra ruta, como por ejemplo /mnt/datos/vms_windows. Ahora, ejecuto el siguiente comando:

ln -s /mnt/datos/vms_windows /home/user/.virtualbox_vms/

Con esto ya lo tenéis movido y funcionando sin problemas (comprobado).

Otro caso que os puede pasar es que queráis mover sólo el .vdi (es decir, el propio fichero del disco duro de la máquina virtual). En este caso, simplemente lo movemos (ojo, estas cosas SIEMPRE con la máquina virtual en cuestión apagada) a la nueva ubicación y editamos el fichero de configuración de dicha máquina virtual (*) cambiando la ruta en la sección que comienza con “<HardDisk uuid”, en concreto, en la parte donde dice “location=”.

Espero que os sirva.

 

(*) El archivo de configuración lo tenéis dentro del directorio de la máquina virtual en cuestión. Es un archivo con extinsión .vbox.

Analizando redes Wifi con Android

Dentro del mundo Android existen muchas aplicaciones que permiten ver qué redes wifis tenemos alrededor de un vistazo. Éstas nos sirven, por ejemplo, para ver qué canales (frecuencias) están más saturados y cuáles más libres y así configurar de la forma más conveniente nuestros puntos de acceso y routers inalámbricos.

Entre todas las que he probado me quedo con tres que me son realmente útiles. Son éstas:

La primera os muestra una gráfica con el espectro de la señal, como muestra una de las capturas de la propia aplicación:

Wifi Analyzer

Esto es muy útil para ver cómo de saturados están los canales (frecuencias del espectro) y así situar nuestra wifi en una zona más libre de señales (aunque esto es cada vez más difícil).

Las otras dos permiten hacer test de velocidad. Esto sirve para medir la calidad de la conexión wifi, el ancho de banda que tenemos realmente. Por mucho que alguien piense que si es una wifi 802.11g tiene 54 Mbps, que se desengañe porque esto es la teoría; en la práctica intervienen muchos aspectos: muros, distancia, interferencias, potencia de las antenas, etc. Con estos dos programas, por tanto, podremos saber qué capacidad (en KB/s) tenemos disponible, lo cuál es muy útil si queremos ver pelis en la tele desde el PC usando Wifi (por ejemplo).

La aplicación Wifi Test de velocidad fácil permite medir fácil y rápidamente la velocidad de conexión. Es muy sencilla de usar (de ahí su nombre) y su interfaz es también bastante espartana (como se ve en la siguiente imagen) pero es no quita que sea bastante práctica.

Wifi Test de velocidad fácil

La última aplicación es más completa, y permite una medida más exhaustiva. Lo que hace esta aplicación es medir el ancho de banda entre dos equipos de la red, que pueden ser dos móviles, o un móvil y un PC/portátil. Para este último caso te indica de dónde descargar el script que se necesita ejecutar en él para poder realizar las mediciones. Yo lo he usado y funciona perfectamente. La interfaz está más currada que la anterior, como podéis ver aquí:

Wifi SpeedTest

 

App Android recomendada: My Playlist Maker

Hoy os voy a hablar de una aplicación para Android cojonuda y que, en mi caso, es casi imprescindible.

Se trata de una aplicación que permite crear listas de reproducción de las canciones que tenéis en el móvil.

Alguien dirá que eso ya lo hace el propio reproductor que lleva por defecto un dispositivo con Android. Sí, pero hay un detalle importante, este reproductor, como muchos otros reproductores de PC, se basan en reconocer los tags (*) de los mp3. De esta forma, te hacen un barrido por el directorio o directorios que le digas (a veces ellos mismos te chequean todo el dispositivo en busca de canciones).

A ver, la idea inicial es buena, ya que te crean una biblioteca en la que puedes hacer búsquedas por artista, por género, por álbum… pero normalmente existe un problema en esto: la mayoría de las canciones que metemos en el móvil para escucharlas después van sin etiquetas. Así pues, tenéis dos opciones, o usar un programa para editar los tags de todas vuestras canciones (los hay, y muy buenos) o usar un programa como el que os comento en esta entrada.

En mi PC, yo tengo las canciones ordenadas por artista, es decir, hay una carpeta por cada artista y, dentro de ella, hay una carpeta por álbum. Así pues, no busco las canciones por sus tags, sino que uso un programa de música sencillo llamado Audacious (parecido al Winamp de windows) al que le indico el directorio donde se encuentran las canciones que quiero reproducir.

La solución, pues, pasa por crear listas de reproducción basadas en una estructura de carpetas y no en los tags de los archivos de las canciones.

Tenía anotado -para hacer algún día crear una aplicación sencilla que recorriera toda la jerarquía de directorios y creara una lista de reproducción (playlist) que no es más que un archivo de texto plano que contiene la lista de canciones a reproducir (normalmente con extensión .m3u).

Pues un día, buscando en el google play encontré esta maravilla de aplicación:

My Playlist Maker

Lo que hace la aplicación es precisamente recorrer la estructura de directorios que le indiquéis y crear una lista de reproducción por cada directorio. Estas listas de reproducción son reconocidas por el reproductor de música de Android y podréis escucharlas fácilmente. También podréis crear accesos directos a las mismas en el escritorio.

La aplicación es gratuita, por si alguien se lo estaba preguntando, y funciona a las mil maravillas (doy fe).

Para los usuarios de iphone, comentar que no tengo ni pajolera idea de si existe esta aplicación para IOS, de si es de pago, etc., pero bueno, vosotros usáis itunes y todas esas cosas, con lo que [ironic_mode_on] no tenéis que preocuparos [ironic_mode_off].

 

NOTA: si tenéis muchos subdirectorios es posible que la aplicación falle. Para que funcione adecuadamente tenéis que tener directorios con los mp3 dentro, sin subdirectorios.

 

(*) Para el que no lo sepa, estos tags (=etiquetas) son metadatos que van en los propios mp3. Incluyen el título del álbum, el artista, etc. Esta información debe ir en cada canción de mp3 para que luego los reproductores puedan usarla para clasificar vuestra música.

Google no permite automatizar el posteo en Google+

Tal y como comentaba en el anterior post, es posible automatizar ciertas acciones con determinados servicios.

Yo tengo activadas, entre otras, unas recetas IFTTT que permiten automatizar la publicación en las redes sociales de los artículos que aparecen semana tras semana (cada domingo a las 22:00, para mayor exactitud) en mi blog.

Esto funciona perfectamente tanto para Twitter como para Facebook, de forma que no tengo que hacerlo manualmente -como hacía en un principio-.

El problema viene a la hora de publicarlo en Google+ y es que Google no permite que se publiquen artículos vía e-mail (que el método que usan normalmente las recetas IFTTT para realizar esta función). ¿Por qué? Porque no les da la gana.

Es de esas cosas que te sorprenden. La mayoría de los servicios de Google son cojonudos y yo, en particular, los uso bastante en mi vida cotidiana. Sin embargo, tienen detalles como éste que ensucian la marca Google (en mi opinión). Sus motivos tendrán pero personalmente a mí me tocan las narices, porque tengo que seguir publicando a mano el enlace a mi artículo en dicha red social.

Existen formas de salvar esto. Una, por ejemplo, es haciendo uso de una cuenta de Google Voice, como comentan aquí.

Sin embargo, como veis, es bastante pesado de realizar y yo paso totalmente de hacerlo. Si alguien conoce alguna forma sencilla de realizar esto soy todo oídos.