Archivo de la etiqueta: etiquetas

Más sobre pocket

En un anterior artículo os hablé de Pocket, ese programa que permite guardar los artículos y webs para leerlos posteriormente, offline incluso.

Para aquellos que lo usen y no lo sepan y también para aquellos que no se han animado aún a probarlo, os comento unas cosas interesantes que he descubierto conforme he ido usando el programa y que lo hacen para mí aún mucho más útil. Ahí van:

  • Etiquetas. Podéis hacer uso de etiquetas para clasificar luego los artículos. Por ejemplo, yo suelo poner una palabra que hacen referencia al tema del que va el artículo; también pongo etiquetas de tiempo, tipo t5, t10, t20… para hacerme una idea de los minutos que voy a tardar en leerlo (así, si tienes 5 minutos y quieres leer algo, sabes qué artículos puedes empezar y terminar, para no dejar cosas a medias (*)). Al seleccionar la opción “etiquetas”, os mostrará todas las que tenéis y podéis seleccionar la que os interese para que sólo se muestren los artículos relacionados con ella.
  • Favoritos. Yo marco como favoritos los próximos que quiero leer sí o sí. Así que simplemente con decirle que los muestre ya puedes seleccionar el que quieras (por supuesto, haciendo uso de las etiquetas que explicaba en el punto anterior, para hacer un filtrado más fino).
  • Edición en grupo. Puedes seleccionar varios artículos y aplicarles acciones al mismo tiempo, como marcarlos como favoritos. Esto, a la hora de etiquetarlos (si no lo habéis hecho antes) es muy útil.
  • Dictado. Una función muy interesante que tiene pocket es la posibilidad de que os lea él mismo el artículo. Para ello usa un motor de conversión de texto a voz, que podéis seleccionar en las opciones. Yo lo he usado y lo lee perfectamente, por lo que si antes de conducir lo ponéis, podéis escucharlo mientras vais en marcha. OJO: ¡no toquéis el móvil/tablet mientras conducís, insensatos!
  • Otras. Hay otras características que, sin ser tan interesantes como las anteriores, pueden resultar útiles, como pueden ser la posibilidad de poner invertir el texto (fondo oscuro y texto claro (**)), posibilidad de desplazarte con los botones de volumen, adecuación automática de la vista para su mejor visionado, posibilidad de ver la versión web (si nos interesa ver enlaces y cualquier otra información adicional, bloqueo de la rotación de la aplicación (si leéis en la cama en posición de decúbito lateral).

 

Si alguien encuentra alguna otra función que se me escapa y que es útil, tiene la libertad de decirlo en la sección de comentarios.

 

(*) Otro detalle a tener en cuenta en este sentido es que Pocket se acuerda por dónde te quedaste al leer un artículo, así que si os dejasteis finalmente uno a medias, cuando lo abráis de nuevo se os colocará la posición de lectura justo donde la última vez.

(**) Parece una chorrada pero 1) facilita la lectura y 2) si en otros programas de lectura quieres esta posibilidad tienes que optar por la versión de pago.

Hacer copias de seguridad usando gmail I

Existen muchos mecanismos para hacer copias de seguridad (backups), como pendrives, cd-roms, dvds, almacenamiento en la nube (dropbox, google drive…), pero existe uno muy sencillo que podéis usar en cualquier momento para salvaguardar datos que queréis tener replicados (es decir, queréis tener alguna que otra copia de respaldo por si se pierde/estropea la original) y es usando vuestro correo electrónico.

Evidentemente, me estoy refiriendo a mail en la nube, esto es, gmail, hotmail, o cualquier otro que tengáis con un proveedor y que consultéis y almacenéis en la red. Si lo descargáis con pop3 no os va a servir. Yo voy dar unas ideas basándome en gmail, que es el que uso, pero podéis aplicarlo al que queráis (siempre que tengáis los datos de configuración del servidor de salida -smtp-).

En Gmail podéis crear “etiquetas”, que vendría ser algo parecido o que da un resultado similar a “carpetas”. En definitiva, no es más que una forma de clasificar vuestro correo. Si además usáis los filtros para que los mails vayan a las etiquetas correspondientes automáticamente, pues ya tenéis un sistema de correo más ordenadito y limpio, que es lo suyo (*).

Una forma obvia es enviar un mail desde vuestra cuenta a vuestra misma cuenta y guardar manualmente el mail en su etiqueta correspondiente. Si ponéis el filtro esto se hará automáticamente, moviendo el mail a una etiqueta llamada, por ejemplo, backup. Para poner el filtro, podéis hacerlo en función del asunto del mail, que podría contener la palabra “backup”. Así, “le estáis diciendo” que los mails con origen “mi propia dirección” y cuyo asunto contenga la palabra “backup” que los envíe directamente a la etiqueta “backup”. Yo lo tengo así. De hecho, como esa etiqueta la tengo “simplemente” para almacenamiento y no la consulto prácticamente nunca, la pongo al final de todas, ¿cómo? -fácil: nombrándola así “z__backup”.

A veces hay archivos e incluso los propios mails que recibimos que queremos tenerlos guardados en algún sitio por si algún día nos hicieran falta. Yo, en estos casos, no creo etiquetas para cada tipo de mail a guardar o para cada tipo de archivo, lo que uso es una etiqueta llamada “0__mi_papelera” en la que meto todos estos mails que puede que un día me puedan hacer falta, donde envío los archivos de copias de seguridad que no creo que necesite pero nunca se sabe…

La llamo “0__mi_papelera” para que aparezca la primera. Así, cuando recibo un mail que quiero enviar a dicha etiqueta, al pulsa en el botón “Mover” de gmail, me aparece la primera y es mucho más rápido.

Hasta aquí, lo que he dicho no tiene mucho misterio, simplemente son formas de sacarle un poco más de partido a gmail. En el siguiente artículo os cuento una forma muy cómoda de enviar archivos que queréis guardar como copia de seguridad.
(*) Yo creo “es lo suyo” pero está claro que es sólo mi opinión. Para mí lo es, porque prefiero tener la bandeja de entrada limpia y los mails almacenados en su lugar correspondiente una vez “procesados”. Esto no se aplica a la gente que prefiere tener 2430 emails en la bandeja de entrada (donde intentan convivir correos del banco, de la novia, etc., con otros cientos de mails de publicidad). Es lo bueno del correo electrónico: cada uno tiene una cuenta personal y hace con ella lo que quiere. Es como el que tiene el escritorio de su sistema operativo repleto de iconos en una pantalla de 24 pulgadas de alta definición (o sea, con una densidad de 5 iconos por centímetro ;-P). Estas cosas molan, supongo, porque es como jugar a “dónde está Wally” cada vez que tienes que buscar un documento o acceso directo. Supongo que eso mola (a veces soy un aburrido).