Yakuake, una consola muy “enrollada”.

Como estamos viendo en la sección “un poco sobre… consola” (entrada I y entrada II -de momento-), usar una consola (*) de texto agiliza muchos procesos y tareas que realizamos con asiduidad.

En particular, el que suscribe usa a diario la consola -como buen linuxero ;-)-. Desde que uso KDE, Konsole ha sido mi programa favorito para estos menesteres. He probado otras, desde sencillas como xterm a otras más poderosas (y más pesadas) como terminator (pasando por xfce-terminal (**), gnome-terminal…), pero al final me acabé quedando con toda la personalización y posibilidades que me ofrecía Konsole. Además, no tiene nada que envidiar a terminator y se integra perfectamente en mi entorno KDE.

Sin embargo, en el uso cotidiano del equipo, uso varios escritorios y a veces me ocurre que no sé dónde he abierto tal o cuál terminal y me toca recorrerlos distintos escritorios virtuales… Solución : Yakuake.

Yakuake es una consola particular. Para empezar, su nombre viene del juego Quake, ya que la idea de este terminal viene inspirada en el propio terminal del juego. Lo que hace a esta consola distinta es que no necesitas ejecutar el programa cada vez que quieras una consola, sino que se ejecuta una sola vez al inicio y permanece oculta. Entonces, cuando quieres usarla, pulsas F12 y se “desenrolla”, apareciendo desde la parte superior de la pantalla.

Esto tiene varias ventajas muy interesantes:

  • Al ejecutarse una sola instancia del programa te consume menos recursos.
  • Al estar en memoria siempre, el tiempo que tarda en mostrarse es mínimo.
  • Si quieres ver el resultado del último comando que has ejecutado para copiarlo, por ejemplo, y pegarlo a la aplicación con la que estás trabajando en ese momento, no tienes que buscarla, pulsa F12 y te aparece.
  • Al ser independiente de los escritorios virtuales, puedes desplegarla en cualquiera de ellos, por lo que siempre está disponible para el escritorio actual (con otras consolas tienes que hacer clic derecho en la ventana y enviarlo al escritorio en el que necesitas trabajar con ella).
  • Tiene las mismas opciones de configuración que konsole, por lo que no perderéis ninguna funcionalidad que os resulte útil en ésta primera.
  • Se integra perfectamente en KDE (ya que está desarrollada en Qt).
  • Dispones de pestañas (como cualquier emulador de terminal que se precie).

En fin, con todas estas virtudes, supongo que estarás deseando probarla, no? Bueno, pues está en los repositorios oficiales de la mayoría de las distros. En el caso de Ubuntu y derivadas:

aptitude install yakuake

Que la disfrutéis!

 

(*) Más correcto sería usar el término emulador de terminal, pero en la jerga de GNU/Linux, ambos son indistintos ya que consolas físicas es difícil encontrar y en el 99% de las ocasiones nos referimos a un emulador. Véase esta entrada de la wikipedia para más info.

(**) Lo que mola del xfce-terminal, es que podéis quitar todos los bordes de la ventana y se queda sólo la parte negra de la pantalla, sin bordes, sin barras de desplazamiento, etc. Yo lo usé durante bastante tiempo porque me gustaba mucho esta característica.